Author Archives adm1n15

Untitled

septiembre 8, 2013
| |
Categoría: Uncategorized

Recuerda que el mundo que vives es tu reflejo. Cada circunstancia, cada encuentro, cada problema, cada persona amorosa, está aquí únicamente para ti. Lo que estás viviendo sólo te dará pistas para ver dentro de ti, conocerte y reconocerte.
Observa y escucha lo que pasa a tu alrededor, sin juicio, sin calificar, y pon tu atención en lo que está dentro de ti con respecto a eso. No puedes cambiar lo que pasa fuera, recuerda que sólo es un reflejo y una enseñanza. ¿Qué te hace sentir? ¿Qué te recuerda? ¿Con qué te conecta? ¿Qué significa para ti? Ahí es donde está la respuesta, el trabajo, la enseñanza.
Nunca te encontrarás con situaciones que estén relacionadas contigo, así como no podrías mirarte en un espejo y ver otros ojos que no sean los tuyos.

Karla Riveroll

Seguir leyendo

Untitled

septiembre 6, 2013
| |
Categoría: Uncategorized
Resulta que ahora tengo 2 hermosos sobrinos de 1 año, y eso junto con una cantidad de cosas que se han movido últimamente, me hacen poner mi atención en asuntos que tal vez no vi antes.
Me imagino que ser padre debe ser una de las cosas más complicadas y comprometidas que existen. Va mucho más allá de lo que les puedas proveer a los niños en cuanto a cuidado y atención para cubrir sus necesidades primarias.
Veamos. Todos y cada uno de nosotros, como seres humanos, llegamos en ceros. Como seres humanos, no como almas. Nuestra alma o nuestro verdadero ser es un asunto diferente. Pero como humanos, llegamos sin creencias, sin juicios, sin condicionamientos de ningún tipo. Y conforme vamos creciendo, entonces empezamos a aprender una cantidad enorme de cosas. De acuerdo a  la gente que nos rodea, primero los papás, luego la gente cercana (familia, cuidadores, hermanos, primos…) luego la escuela y así, depende de cómo sea nuestras vidas, vamos aprendiendo a separar, a calificar lo que está bien, lo que está mal, lo que se debe y no se debe hacer, y vamos adquiriendo también este sentido de aprobación. Aprendemos a ser “buenos niños” para agradar a nuestro entorno. Los niños son extremadamente sensibles a lo que sucede a su alrededor de una manera diferente a la que muchos de nosotros conocemos. El hecho de que no tengan la parte intelectual desarrollada, de ninguna manera quiere decir que no sepan o no se den cuenta de lo que pasa. Al contrario, todos sus canales están abiertos, y perciben a otros niveles que nosotros como adultos hemos olvidado.
En la playa, escuché a una mamá que le decía a su hijo “no le vayas a aventar arena a la niña, se va a enojar su papá y te va a pegar”. Y esto me recordó la infinidad de veces que escuché “no llores, qué va a decir la señora?” “Mira nada más, tu tía se va a enojar y va a decir que eres un berrinchudo”, “no te subas ahí porque va a venir el señor y te va a regañar”, “te va a llevar el señor del costal”, “a los niños que se portan mal se los lleva el roba-chicos” y una cantidad de cosas terribles. O sea que los papás por un lado, constantemente se están quitando su propia fuerza y la están poniendo en manos de alguien más. Por otro lado, les crean a los niños una conciencia que no tienen, de que su comportamiento tiene que agradar a los demás y por último, infunden miedos. Y grandes, que seguramente después en nuestras vidas se ven reflejados de una gran cantidad de formas. Agradezco que mis papás nunca (al menos que yo recuerde) hayan utilizado estos métodos para educarnos.
Lo que más me llamó la atención, fue una entrevista con Santa Claus y los niños de una escuela en la televisión. Nunca había visto este asunto de los regalos navideños de una manera tan cruel. Por un lado, me quedé pensando en los grandes aprietos que puede estar Santa Claus a veces para traer a los niños lo que piden. Pero, la cosa es que los regalos están condicionados a su comportamiento. En teoría, si te portaste bien, recibirás lo que pides. Si te portaste mal, pues no. La cosa es que muchos de nosotros sabemos que las cosas no son así. Los regalos dependen de una cantidad enorme de cosas, como de la economía o de la disponibilidad de los regalos. Y entonces? Si los niños se portan bien y Santa tuvo problemas financieros el mensaje es que no fueron lo suficientemente buenos? O si creen que no se portaron bien y reciben lo que piden, entonces todo se vale?
El asunto en las escuelas se pone aún peor. En este programa, uno de los niños comentaba que a fulanito seguro no le traerían nada porque se había portado mal, y hasta lo habían expulsado de la escuela. Esto fue en televisión, así que no me quiero imaginar lo que el niño expulsado debe haber sentido al ser expuesto delante del grupo, de Santa y de los conductores, en caso de que no tenga la conciencia de que por medio de esas cámaras habría miles de personas viendo. En vivo. Sentí una profunda tristeza por esa capacidad de los niños de hacer juicios y de calificar de una manera tan sencilla, sin filtros. Y eso, de donde lo aprenden es de nosotros, los adultos que se supone que debemos guiarnos. Todo lo que los niños tienen que enfrentar cuando regresan de vacaciones y les toca llevar a la escuela sus regalos. Y entra de nuevo la calificación y el juicio, sobre lo bien o mal que se pueden haber portado, medido por los regalos que les trajeron.
Qué importante que como adultos seamos conscientes, que nos demos cuenta de todo lo que estamos compartiendo con los bebés y los niños que nos rodean. Que pensemos en las cosas que nos han marcado de forma negativa, de nuestros miedos, y que intentemos estar bien despiertos para no repetir historias y para no transferirles todo esto.
Esta historia de la navidad me hizo pensar en el viejo caballo de palo del festival ochentero juguemos a cantar. Misma historia. Con razón medio México lloró, además de lo dramático que hace el hecho que de que el chavito se haya quedado sin pista y se haya seguido cantando. Les dejo el link para que se rían un rato, recuerden viejos tiempos si les tocó,  lloren como una cantidad de mexicanos que vieron el programa, pero sobre todo, para que encontremos una manera diferente de vivir las ilusiones, de educar desde el amor y no desde el miedo, de cuidar lo que estamos compartiendo con nuestros niños. http://www.youtube.com/watch?v=0osip2uZpos
Bendiciones siempre!!
Parece mentira, muchos de nosotros nos pasamos mucho tiempo de nuestras vidas intentando regresar a ese estado, donde podemos estar en real contacto con lo que somos nosotros y con lo que el entorno significa.

Karla Riveroll.
Seguir leyendo

Untitled

septiembre 5, 2013
| |
Categoría: Uncategorized

En estos tiempos más que nunca hay muchos libros, muchas escuelas, muchos maestros, muchas teorías, muchas técnicas, mucha información… y muchas veces el mensaje, así como pasa en las religiones, se pierde en la traducción.
La información da poder, y el poder mal utilizado puede ser realmente trágico. El conocimiento desde el amor no es poder, es amor infinito.
El conocimiento desde el ego, es poder sobre otros.
Lo importante no es lo que estudies, lo que escuches, lo que leas, ni el título que obtengas. Lo que realmente importa es cómo aplicas lo que aprendes en tu vida, y qué es lo que a partir de ti compartes con tu entorno.
Si lo que aprendes te lleva a estar en paz, a sentirte uno con cada persona en tu camino, es perfecto. Si te lleva a sentirte superior, a emitir juicios, tal vez quieras rectificar.

Karla Riveroll.

Seguir leyendo

Untitled

agosto 28, 2013
| |
Categoría: Uncategorized

Nuestra alma elige los padres y las circunstancias de nacimiento por razones muy precisas. Venimos a experimentar una serie de vivencias para sanar una serie de heridas, y así integrar la personalidad con el alma. Venimos a aprender a aceptar y amar incondicionalmente partes de nosotros que hasta ahora han vivido ignoradas y con miedo. Somos atraídos hacia padres con heridas como las nuestras para recordarnos qué hemos venido a amar.
Aprender a aceptar nuestras heridas es aprender a ser responsables y a amarnos incondicionalmente, y esa es la llave para la transformación y la sanación del alma.
¿Te has dado cuenta que cuando acusas a alguien de algo, esa persona te acusa a ti de lo mismo? Verifícalo con la otra persona, y aparte de sorprenderte, verás cómo te liberas de juicios.
No aceptar nuestra herida, sentirnos culpables, con vergüenza o juzgarnos, es atraer circunstancias y personas que nos harán sentir esa herida no aceptada. Aceptar la herida no significa que sea nuestra preferencia tenerla; significa que, como seres espirituales que elegimos vivir la experiencia humana para espiritualizar la materia, nos permitimos experimentar esa herida sin juzgarnos y aprender de la experiencia. Mientras haya miedo, hay herida y hay un juicio o creencia que bloquea su sanación. Cuando aprendemos a aceptar nuestras heridas estamos desarrollando el amor y estamos espiritualizando la materia.
La sanación se produce totalmente cuando nos aceptamos a nosotros. El perdón hacia uno mismo es lo que finalmente nos sana, y para eso hay que aceptar que uno mismo es responsable de todo lo que le ocurre, y aceptar que ha acusado a otros de hacer lo que uno mismo hace a los demás. En el fondo, todos somos humanos, y aceptar nuestras limitaciones es lo que nos hace humildes y nos permite descubrir nuestra herencia divina.
Las cinco heridas del alma más comunes son:
– El rechazo
– El abandono
– La humillación
– La traición
– La injusticia
No necesariamente tenemos las cinco heridas. Con humildad y sinceridad cada cual puede reconocer sus heridas. Reconocer nuestra limitación humana es el primer paso en el proceso de sanación. Si nos cuesta identificar nuestras heridas es porque nos ocultamos tras una máscara, que se construyó para no ver ni sentir esa herida.
LISE BURBEAU

Seguir leyendo

Marcela

septiembre 1, 2010
| |
Categoría: Testimonios

Karla es una sanadora nata y aplica la técnica adecuada de un modo muy profesional y generando un ambiente de confianza. Los resultados son notorios desde la primera sesión.

Seguir leyendo
Página 4 de 512345